Enseñanza budista

“Si un hombre obra mal,que no lo haga una y otra vez,que no se recree en ello.Dolorosa es la acumulación del mal.

El malhechor todo lo ve bien hasta que su mala acción da fruto,pero cuando madura la fruta,entonces ve sus desafortunados efectos.

Incluso una buena persona puede experimentar dolor al obrar bien,pero en cuanto el fruto se produce,entonces experimenta los buenos resultados.

Algunos nacen de matriz; los malévolos nacen en estados desgraciados;los autodominados van a estados benditos;los iluminados obtienen el Nibbana.

Ni en los ciclos ni en medio del océano,ni en una gruta en las montañas se halla un lugar donde uno pueda permanecer a salvo de las consecuencias de sus malos actos.

Ni en los ciclos ni en medio del océano,ni en una gruta en las montañas se halla un lugar donde uno
pueda permanecer a salvo de la muerte.

“Todos tiemblan ante el castigo.Todos temen la muerte. Si comparamos a los otros con uno mismo,ni mataremos ni provocaremos muerte.

Todos temen el castigo;Todos aman la vida. Comparándose con los demás,uno no debe matar ni provocar la muerte.

Quienquiera que buscando su propia felicidad daña a los que igual que él la buscan,no la obtendrá después de la muerte.

Quienquiera que busca su propia felicidad y no daña a los que igual que él la buscan,la hallará después de la muerte.

El abandono del mal,el cultivo del bien y la purificación de la mente;tal es la enseñanza de los Budas”.




コメントを残す

メールアドレスが公開されることはありません。 * が付いている欄は必須項目です